Día de onigiris y veterinario

¡Hola!

El de hoy es un blog normal y corriente sobre el día de ayer, que pasaron muchas cosas, buenas y malas.

Para empezar FUE EL PRIMER DÍA LIBRE DE YU DESPUÉS DE CASI UNA SEMANA TRABAJANDO SIN PARAR. Ahora mismo en su empresa están en una época muy ocupada. Bueno, eso y contando también que el resto de gente no trabaja tan bien como él y al pobre le toca por partida doble. Pero en fin, sí, temas de trabajo a parte… ayer por fin pudo (pudimos) descansar ❤

Estuvimos comiendo en un pequeño restaurante especializado en onigiris, las bolitas de arroz rellenas de varias cosas. Era un sitio de lo más modesto y la comida era la típica comida de madre tradicional, es decir, LA MEJOR COMIDA.

26062017-IMG_6548

Los onigiri eran enormísimos y los había de muchos tipos. Nosotros nos pedimos de salmón, sal, ume (ciruela), bacon y un yaki-onigiri de queso (onigiri a la plancha con QUESO OMG) Todo estaba riquísimo, el trato fue super familiar y además muy barato. Volveremos. Aunque terminé a punto de explotar, con dos ya estaba más que satisfecha.

26062017-IMG_6545
Las paredes estaban llenas de papeles de colores, el menú. ¿Podía ser más adorable?
26062017-IMG_6546
Vasos de fresitas ❤

Tal vez lo más importante de ayer fue la primera visita de Ponchan al veterinario. Teníamos que ir para inscribirle en el seguro médico de la nuestra ciudad, hacerle controles y pedir medicina para la filariasis, esa enfermedad tan horrible que pueden coger por culpa de los miles de mosquitos que hay ahora en verano D:

Ahora hay un montón de maneras de tratarla, ya sea con inyección o con pastillas, que es lo que nos dieron a nosotros. Casi que lo prefiero así, sin inyecciones y sin tantas visitas al veterinario. Además las que le han dado no solo le protege de los mosquitos, sino de un montón más de bichitos. Confío en la medicina y confío en que Ponchan esté bien ❤

Teníamos pensado llevarle por la mañana y así dejarle descansar por la tarde (nos imaginamos que estaría muy cansado al terminar), pero nos fue imposible. El perro no quería meterse en su cajita de transporte.

Desde hace unos días siempre le estamos dando su pienso dentro, para que poco a poco se acostumbre a entrar. El primer día fue horrible. Cuando nos vio con el plato de comida se puso super contento, pero cuando lo pusimos dentro de la caja se quedó fuera mirando como “qué haces humano POR QUÉ”. Simplemente se acercaba a la entrada y se asustaba mucho, aún sabiendo que su comidita estaba dentro. Hasta llegó a hacer el típico ruido de miedo. ¡Pobre Ponchan!

Sin embargo ha avanzado mucho y ya entra casi del todo. Le falta el casi, lo que vienen siendo las patas traseras y su cola estilo croissant <3.  Hoy hasta Yu intentó meterlo por la fuerza, pero nada, que no había manera. Ni con toda la comida del mundo entraba ahí. Así que optamos por la otra opción que quedaba, no tan segura, la de llevarle sin más en el coche.

No fue tan horrible. Creo que la que peor lo pasó fui yo. Ponchan se movía mucho con el balanceo del coche y en las curvas casi se caía, así que tuve que estar sujetándolo siempre, lo que hizo que me mareara y pasara los 15 minutos del viaje a punto de morir. Mientras, Ponchan, estaba mirando por las ventanas super curioso por todo. Y no dejaba de babear. El coche está inundado de  baba.

La visita fue breve pero el perro no lo pasó nada bien. Le dolía bastante cuando el veterinario le quitaba los puntos y no dejaba de gemir y retorcerse en la mesa. Al final tuvieron que ponerle un bozal pero se lo quitó varias veces y hasta mordió a una enfermera. Pensé que al terminar todo seguiría bastante violento y enfadado con nosotros, y es que aún hace poco más de una semana que está en casa. Pero nada, al terminar le dimos unos mimos y lo abrazamos y Ponchan estaba igual que siempre. Eso sí, muy cansado y al volver a casa se puso a dormir en su rinconcito del jardín ❤

26062017-IMG_6541.JPG
“María, déjame dormir zzzzzzzz”

Buen trabajo, Ponchan ❤


 

Mientras escribía esta entrada he estado “viendo” Pitch Perfect y en fin EN FIN. Con eso de que es famosa y es de grupos a capella pensé que sería mejor, pero me ha parecido la típica peli americana de chicas y chicos jóvenes que hacen cosas de chicas y chicos jóvenes. Bastante boba. Ay, la que quiero ver de verdad es Wonder Woman, pero hasta finales de Agosto (¡¡AGOSTO!!) no llega a Japón… T.T

Ahora me pondré a organizar los papeles para renovar mi visado (yuhuuuuuuu) y también a organizar fotos y a liberar espacio en el ordenador que está a punto de morir. Y por la tarde, nos iremos de barbacoa :DDD

 

Que paséis todos un feliz día 😀

 

 

 

 

 

Advertisements

One thought on “Día de onigiris y veterinario

  1. Entiendo tanto a Ponchan, yo sufro solo con la idea que tengo que hacerme un análisis. Cerca de mi casa hay un veterinario y veo perros que entran tan felices y otros que por el contrario no quieren entrar por la puerta y sus dueños terminan `por cogerlos en brazo, he visto presas canarios (raza de perro canaria) enormes que el dueño apenas pueden con ellos, negarse a entrar. Espero que te hayan resuelto las dudas que te pasaban por la cabeza.

    Que BUENA pinta tienen los onigiris, no soy muy fan del alga (de lo marino en general), pero podría hacer una excepción y más sabiendo que hay bastante variedad.

    No entiendo cómo puede llegar tan tarde a Japón la película, si en Canarias se estrenó hace 4 días y eso que a pesar de pertenecer a España tratan a las islas como si fueran de África, EN TODO (aduana, gastos de envíos…)

    Un saludo enorme :3

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s