Del día que fuimos a ver conejitos

¡Hola a todos!

El domingo por fin fuimos a un sitio al que teníamos muchas ganas de ir, ¡usagi no sato, o pueblo de los conejos! No es precisamente un pueblo, sino una especie de zona con restaurantes en cuyo centro hay un mini parque con un montón de conejitos sueltos, con los que se puede jugar.

Era domingo, así que estaba lleno de gente ¡y sobre todo de niños!

Llegamos allí a las dos, así que fuimos a comer algo antes de ir con los conejillos.

11062017-IMG_5757-2
Café rico
11062017-IMG_5766-2
Sandwich de huevo con un trozo jamón con forma de conejo

En la entrada había una máquina donde se podía comprar comida para dar a los conejos. La había de dos tipos, merienda (150 yenes) y comida (300 yenes), pero parece que la máquina estaba rota o no había comida ya y no pudimos 😦

También un detalle que me impresionó fue una cesta con guantes para utilizarlos y así no tocar directamente a los conejos. Parecía que estaban muy limpios y cuidados, pero siempre hay ese riesgo de que tengan algún bichillo o que nos haga reacción con algo. Japón siempre tiene esas cosas en cuenta 😀

11062017-IMG_5767

Después de hacernos con un par de guantes cada uno, nos fuimos a la “caza del conejo”, pero sin comida y con un montón de niños corriendo detrás de los pequeños y asustándolos, casi no pudimos acercarnos a ninguno.

11062017-IMG_5774

11062017-IMG_5785

11062017-IMG_5793

¡Y no solo había conejos! De repente apareció una tortuga enorme que estaba comiendo tallitos de bambú.

11062017-IMG_5788

11062017-IMG_5777.JPG
Aunque estaban cerca, parece que a los conejos no les gustaba nada porque huían cuando ésta los tocaba jaja

La decoración del sitio también era muy bonita y había figuras de varios animales repartidas por todos los sitios.

11062017-IMG_5787-2

11062017-IMG_5786

11062017-IMG_5791
En cuanto a esto, no tengo ni idea de lo que es. Y daba bastante mal rollo D:

En definitiva, el sitio fue interesante de visitar, pero con tanto niño llorando cuando los conejos no se acercaban pues bueno, terminamos con la cabeza un poco como un bombo. ¿Volveremos? Yo creo que sí, pero un día de diario y cuando esté más calmado. Además en una cafetería de allí cerca había unos gofres con frutas que tenían una pinta ESTUPENDA.

No sé si lo sabréis, pero en Japón hay una isla REAL que está llena de conejos. Se llama Usagishima (literalmente “Isla de conejos”) y está muy cerca de Hiroshima. Me encantaría visitarla, aunque antes me gustaría más visitar Zao Kitsune Mura, el pueblo de los zorros en Zao. Nos queda más lejos, pero es un lugar único y mucho más interesante que los conejillos (sorry)

Espero que os haya gustado la entrada de hoy. Mientras vosotros leéis esto, nosotros estamos fuera de casa (yo en Osaka lo más seguro, y Yu trabajando :D), por eso he dejado esto preparado.

¡Mañana por fin de vuelta a casa pasaremos por la adoptiva e iremos a recoger a Ponchan! Así que ya os prepararé otra entrada explicando todo el proceso de adopción, que la verdad estamos muy bien con el trato que nos han dado. Y ay, QUE NOS MORIMOS DE GANAS.

Nos leemos 😀

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s